Usando contraseñas seguras

 

passwordUsamos contraseñas a diario. Algunos varias veces al día… y otros a la hora (los más tecnológicos). Registrarnos en un foro, acceder a nuestro correo, darnos de alta en una web, activar una app, acceder a algún contenido, etc… La utilización de passwords se ha convertido en nuestro pan de cada día y las utilizamos tanto o más que el email. Debido a la multitud de servicios que activamos y manejamos hoy en día los usuarios de internet, y haciendo buenas prácticas de los que nos recomiendan no duplicar o tener la misma contraseña para todo, hemos llegado a tener varias decenas de contraseñas y un importante caos mental sobre cuál era la contraseña del correo, la del foro de cocina, la del panel de control… uff!!! 🙁

Este problema común a todos los usuarios hace que en la mayoría de las ocasiones optemos por repetir contraseña o poner una de fácil recuerdo para nosotros (y no pensamos que lo será también para el malvado hacker). Unido a la celeridad con la que que nos gusta tener las cosas y no entretenernos en estos pequeños pero importantes detalles hacen que nuestra contraseña termine siendo fácil, muy fácil o descarada. Todavía nos sorprenden y sonreímos cuando leemos o escuchamos reportajes donde nos comentan que las contraseñas más usadas son: 123456, 123456a (para cuando hay que poner letras también, jeje), password, internet, passw0rd (con un 0 no aciertan seguro!), fecha de cumpleaños o dni, nombre, nombre de la pareja, nombre de los niños, nombre de los niños combinados, etc…

Pero lo cierto es que estas contraseñas se siguen usando y mucho! Si por un momento pensáramos en lo fácil que resulta para un hacker que maneja cualquier programita preparado para hacer miles de combinaciones por minuto e ir probando en tu cuenta en base a estos parámetros seguramente dedicaríamos más tiempo a pensar en una buena contraseña y en apuntarla en una libretita y guardarla a buen recaudo (para los nostálgic@s) o en un algunos de los estupendos programas que existen en la red. Realmente la mejor contraseña es la que ni nosotros podemos recordar, porque constará de tantos caracteres combinados (números, letras, símbolos, etc…) y la cambiaremos con una buena frecuencia que recordarla sería una pérdida de tiempo.

A menudo, a diario en realidad, detectamos cuentas de email hackeadas (en nuestro caso) de clientes que ven vulnerados sus accesos con el fin común de lanzar ataques de spam desde esas cuentas ocasionando un grave perjuicio a la propia cuenta, al servidor e ip donde se encuentra alojado y a todos los usuarios del sistema de correo.

Es por eso que recomendamos crear contraseñas fuertes para todos vuestros servicios. Hacer combinaciones poco comunes. Cambiar y renovar contraseña como mínimo cada 6 meses. Ser organizad@s con el tema de las contraseñas. Tener el ordenador siempre limpio de virus, troyanos, etc… No enviar contraseñas por email ni por programas o aplicaciones no seguras, no proporcionar contraseñas a quien la solicite de forma dudosa, etc…

Y para los que manejáis muchas contraseñas o simplemente os gusta ser organizados recomendamos utilizar cualquier programa de gestión de contraseñas que los hay y muy buenos! Nosotros utilizamos “KeePass PassWord Safe” y va de maravilla (y gratis) ;)… y es que la seguridad no tiene precio!